domingo, 30 de septiembre de 2012

PATOGENIA DE LA DMAE SECA



Técnicas incruentas de imagen hayan una disfunción mitocondrial en la degeneración macular seca

El estrés oxidativo y la disfunción mitocondrial están implicados en la patogénesis de la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE). Debido a que aumentó la flavoproteína fluorescencia (FPF) , y esto es indicativo de una disfunción mitocondrial, los autores intentaron detectar esta disfunción mitocondrial en ojos con DMAE utilizando este FPF.




Seis ojos con DMAE exudativa, incluyendo tres con atrofia geográfica (GA) y emparejados por edad con ojos de control se obtuvieron imágenes con un dispositivo FPF. Los análisis cualitativos y cuantitativos se llevaron a cabo en las imágenes FPF.

Cinco ojos con DMAE, incluyendo los tres ojos con GA, mostraron heterogeneidad FPF cualitativa y / o cuantitativa que no estaba presente en los ojos control. La media de las intensidades medias de FPF ojos con DMAE con (P = .044) y sin (P = 0,00060) GA fueron significativamente mayores que los de los ojos de control. Las desviaciones estándar de imágenes FPF fue mayor en ojos con AMD (p = .020).





En este pequeño grupo de pacientes con DMAE, la FPF retiniana se incrementa, lo que sugiere una disfunción mitocondrial elevada. La heterogeneidad de FPF indica que un aumento de la variabilidad en la disfunción mitocondrial parece estar presente en ojos con la enfermedad avanzada.


 

Es una alteración mitocondrial primaria o secuandaria ?  Es primero la oxidación o la isquemia ? Este trabajo es un buen complemento inicial.


EYLEA Y TROMBOSIS



Eylea es una buena opción  para el tratamiento del edema macular debido a OVCR

La noticia de que Eylea (aflibercept, Regeneron) 2 mg cada 4 semanas ha sido aprobado por los EE.UU. (FDA) para el tratamiento del edema macular por oclusión de la vena central de la retina es una buena noticia para la comunidad de oftalmologos que nos dedicamos a la retina.



Esta aprobación se basó en los resultados de las 24 semanas de estudio de la fase 3 Copérnico y Galileo. Los resultados de la semana 24 hasta la semana 52 de ambos estudios aún no han sido revisados ​​por la FDA. Ambos estudios fueron bien realizados, aleatorizados, multicéntricos, doble ciego, controlado por simulación estudios. Un total de 358 pacientes fueron estudiados en el conjunto de datos combinados. Los resultados de ambos estudios fueron estadísticamente significativas y definitiva.
En el estudio Copernico, después de 6 meses, el 56% de los pacientes que recibieron 2 mg aflibercept mensual obtenian por lo menos 15 letras de agudeza visual mejor corregida de la línea de base medida por ETDRS en comparación con el 12% de los pacientes que recibieron inyecciones simuladas (p <0,01).
En el estudio de Galileo, después de 6 meses, el 60% de los pacientes que recibieron 2 mg aflibercept mensualmente durante los primeros 6 meses habían ganado por lo menos 15 letras de agudeza visual mejor corregida de línea de base en comparación con el 22% de los pacientes que recibieron inyecciones simuladas (p <.01) durante este tiempo.



Ahora tenemos dos fármacos aprobados anti-VEGF para el tratamiento del edema macular debido a oclusión de la vena central de la retina. Lucentis (ranibizumab, Genentech) que es un anti-VEGF 48 kD monoclonal humanizado Fab que se une a todas las isoformas biológicamente activas de VEGF-A. No tiene ninguna porción Fc.
Aflibercept es una proteína de 115 kD de fusión que se une a VEGF-A, VEGF-B y PlGF (factor de crecimiento placentario). Este medicamento contiene una porción Fc.

Las comparaciones entre los ensayos nunca debe hacerse en general, y ciertamente no debería ser hecho en la comparación de estos dos fármacos. Cada estudio tiene sesgos demográficos intrínsecos y extrínsecos.



Existe un tercer fármaco tipo anti-VEGF . Avastin (bevacizumab, Genentech) que es un medicamento no aprobado por la FDA . Aunque hay estudios que demuestren la eficacia de bevacizumab en esta enfermedad, el nivel de evidencia no se acerca a la de un ensayo de fase 3. No obstante, bevacizumab es probablemente el más ampliamente utilizado anti-VEGF . La elección se hace a favor de bevacizumab por motivos económicos.




La patogénesis de la oclusión de la vena central de la retina es compleja e implica múltiples agentes químicos y procesos fisiológicos. Incluso si el VEGF es el más importante de estos agentes químicos, ciertamente no es el único. Por ejemplo, la inflamación se ha demostrado que es muy importante en la patogénesis de la oclusión de la vena central de la retina.
Afortunadamente, el dispositivo Ozurdex (dexametasona intravítrea implante 0,7 mg, Allergan) ha sido aprobado para su uso en la oclusión venosa de la retina. Por último, la fotocoagulación con láser ha sido la piedra angular para el tratamiento de la oclusión de la vena durante décadas. Pero la fotocoagulación con láser tradicional no ha demostrado ser eficaz en la oclusión de la vena central de la retina, en lugar de la oclusión de una rama venosa. Sin embargo, estos estudios se realizaron hace más de dos décadas, y la tecnología láser ha cambiado mucho desde entonces. Es posible que actualmente la tecnología láser puede tener un papel en el tratamiento de la oclusión de la vena central de la retina, así como oclusión de rama venosa retiniana.



En conclusión, si bien la comunidad retina da la bienvenida a la adición de aflibercept en el tratamiento del edema macular debido a la oclusión de la vena central de retina, también entendemos que la monoterapia no es la respuesta. El tratamiento eficaz requiere una combinación de modalidades de tratamiento personalizado para cada paciente. En otras palabras, el tratamiento de esta enfermedad requiere el arte de la medicina.










OCT para la DMAE humeda



El OCT suplanta la angiografía con fluoresceína para la interpretación -seguimiento de las fugas en la DMAE húmeda

Aunque la angiografía con fluoresceína juega un papel importante a la hora de hacer una evaluación inicial de los nuevos casos de degeneración macular neovascular, su papel en el seguimiento es suplantado por la tomografía de coherencia óptica.



Desde un punto de vista práctico, es muy difícil de interpretar las fugas [mediante la angiografía con fluoresceína] una vez que inicie la terapia anti-VEGF.

Más bien, la OCT es la base de la evaluación inicial y el seguimiento de los pacientes con DMAE neovascular.

"Lo principal que estamos viendo son fluidos". Entre los espacios intrarretinianos, subretiniano y subretinian, el espacio intraretinal es la ubicación en la que el fluido afecta más a la visión .



"Sorprendentemente, el líquido subretiniano casi no tiene ningún impacto" tras los ensayos vistos en la DMAE húmeda.

El uso más importante de la OCT en pacientes con DMAE neovascular es supervisar el tratamiento, y considerando que el 94% de los pacientes en los EE.UU. son tratados con menos de una dosificación mensual, y que hay que intentar prolongar el intervalo entre los tratamientos, por la toxicidad de los fármacos, es obvio que el mejor seguimiento y la valoración de mas o menos intervalo, lo haremos con la tomografia.



La base de muchos regímenes de tratamiento a demanda es encontrar alguna evidencia de que el OCT nos muestre la acumulación de líquido en o debajo de la retina. La idea es que si hay líquido visible, debe haber fugas excesivas. Hay que observar la posibilidad de que la presente neovascularización coroidea tenga fugas, y ver la capacidad de eliminar éste. La angiografía con fluoresceína supone mas inyecciones, dudosos beneficios diagnósticos en el seguimiento, y un mayor coste ( y no está exenta de riesgos ), dado lo cual optamos porque el método más sencillo consiste en la realización de la OCT.




jueves, 20 de septiembre de 2012

SALUD OCULAR




La Sociedad para la Nutrición Ocular  nos urge a la necesidad de educar en la nutrición y salud de nuestros ojos

La Sociedad de Nutrición Ocular (ONS) convocó a una mesa de diálogo multidisciplinario de expertos para discutir el papel de la nutrición en la salud ocular. El panel de expertos representados en los campos de la oftalmología, optometría, dietética y nutrición, y atención primaria para revisar los datos actuales con respecto a los nutrientes que apoyan la salud del ojo del envejecimiento y los resultados de un estudio reciente que examinó las actitudes de Estados Unidos sobre los “baby boom” y la sensibilización sobre la salud ocular.




Los participantes coinciden en la siguiente declaración de consenso sobre la evidencia para apoyar la relación entre la nutrición y la salud ocular y la necesidad de la educación pública mayor.

Existe evidencia científica significativa para apoyar el papel de ciertos nutrientes, incluyendo zinc, vitaminas C y E, la luteína, zeaxantina, ginkgo biloba, acido alfa lipoico, resveratrol y ácidos de cadena larga omega-3, para ayudar a promover la salud en el ojo del envejecimiento.


El desplazamiento de alimentos ricos en nutrientes, de los alimentos procesados en el Occidente o América, es desconcertante, ya que es la falta de conciencia sobre los nutrientes esenciales y otros factores de riesgo modificables que debe impactar en la salud ocular .

En cuanto a los suplementos dietéticos, que llevan muchos multivitamínicos y suplementos minerales, no contienen luteína, zeaxantina y ácidos de cadena larga omega-3, junto al resto de antioxidantes, que son básicos para la alimentación del ojo. Tomando un suplemento diseñado específicamente para la salud ocular que contiene estos nutrientes esenciales, además de un suplemento alimenticio en general, se puede aproximar a llenar deficiencias en la dieta.




Hay una necesidad de directrices que incluyen las recomendaciones nutricionales y otras modificaciones del estilo de vida para ayudar a la gente en la toma de mejores decisiones para proteger la salud de sus ojos a medida que envejecen.


 

En este sentido, apoyamos los esfuerzos para desarrollar nuevas directrices tales como las iniciativas educativas destinadas a aumentar la conciencia de estas recomendaciones entre las audiencias públicas y profesionales. Sin patología, estimamos que la sola dieta es suficiente y necesaria; en cuanto aparezcan daños degenerativos en la retina u otra zona del ojo, aportaremos estos suplementos, ya que estan más concentrados y son más útiles que la sola dieta.  ¡A cuidarse ¡

INFLAMACION






Los niveles altos de anticuerpos en suero se encuentran en pacientes con moderada a severa queratoconjuntivitis seca

Los altos niveles séricos de citoquinas de auto-anticuerpos se asocia fuertemente con una moderada- severa queratoconjuntivitis seca, en pacientes con síndrome de Sjögren, según un estudio.



"En consecuencia, sugerimos que estos parámetros se consideren como factores pronósticos en pacientes con síndrome de Sjögren primario la hora de predecir la gravedad de la enfermedad y el pronóstico".


 

El estudio retrospectivo incluyó a 121 pacientes diagnosticados con el síndrome de Sjögren, 65 pacientes tenían queratoconjuntivitis seca leve y 56 pacientes de moderada a severa QCS.

Los pacientes fueron sub-agrupados de acuerdo con la gravedad clínica de queratoconjuntivitis seca y la forma primaria o secundaria del síndrome de Sjögren.

Los investigadores realizaron pruebas de Schirmer y la tinción con fluoresceína y verde lisamina de la córnea para identificar las señales objetivas de la queratoconjuntivitis seca. Ellos compararon los autoanticuerpos anti-Ro/SSA y anti-La/SSB , marcadores reumatoides, los niveles en lágrima de IL-17 .


Los resultados del estudio mostraron que anti-Ro/SSA y los niveles de anticuerpos anti-La/SSB fueron marcadamente superiores en el grupo de QCS moderada-severa que en el grupo de queratoconjuntivitis seca leve, independientemente de ser primario o secundario, el síndrome de Sjögren.

La concentración medida de IL-17 fue significativamente mayor en el grupo de QCS moderada a severa que en el grupo de QCS leve , independientemente de ser primario o secundario, el síndrome de Sjögren.





Los altos niveles séricos de auto-anticuerpos y las concentraciones elevadas de citoquinas lágrimales, se correlacionan con la gravedad de queratoconjuntivitis seca en los pacientes con síndrome de Sjögren primario (p = 0,009).




Aunque sean pruebas sofisticadas de laboratorio, y no aptas para el diagnóstico ordinario de cada día, nos indican el componente autoinmune e inflamatorio , en el origen de esta patología oftálmica; y de cómo deben ir bien los tratamientos con ciclosporina y antioxidantes, como así es. Vamos por buen camino.


AVANZAMOS, ...





Fase ½    ESTO AVANZA... , HACIA ADELANTE  ?

Advanced Cell Technology, Inc. "ACT", líder en el campo de la medicina regenerativa ha anunciado hace unos dias, que el Aberdeen Royal Infirmary, el más grande de la Universidad Grampian en Escocia, se ha confirmado como un sitio para su Fase 1/2 del ensayo clínico en humanos para la distrofia macular de Stargardt (SMD) con células del epitelio pigmentario retinario (EPR) extraídas de células madre humanas . El ensayo de fase 1/2 es un estudio prospectivo, diseñado para determinar la seguridad y la tolerancia de las células del EPR tras el trasplante sub-retinal en pacientes con SMD. 



"Una institución médica líder en el Reino Unido, Aberdeen Royal Infirmary es un socio ideal para nuestro ensayo clínico europeo para SMD," dijo Gary Rabin, presidente y consejero delegado de ACT. "Además, estamos particularmente satisfechos de que el investigador principal es el Dr. Noemi Lois, un experto en SMD. Esperamos forjar lazos con algunos de los mejores cirujanos , y los mejores hospitales en el mundo y que colaboren para llevar esta terapia de vanguardia a buen término. ” Nuestros resultados preliminares hasta la fecha nos mantienen optimistas de que vamos por el camino correcto, tanto en términos de nuestra ciencia y el equipo clínico que estamos trabajando, sobre todo los cirujanos , tales como el Dr. Lois. " 


 La distrofia macular de Stargardt afecta a entre 80.000 y 100.000 pacientes en los EE.UU. y Europa, y causa la pérdida progresiva de la visión, que suele comenzar en las personas entre las edades de 10 a 20 años, aunque la aparición de la enfermedad puede ocurrir a cualquier edad. Con el tiempo, se produce ceguera a partir de la pérdida de fotorreceptores asociadas con la degeneración de la capa pigmentada de la retina, el epitelio pigmentario de la retina. "El primer paciente con Stargardt tratado en los EE.UU. con células del EPR extraídas de células madre fue una paciente que ya estaba legalmente ciega como consecuencia de esta enfermedad", declaró el doctor Robert Lanza, el director científico de ACT.  Los resultados preliminares del tratamiento de la paciente con SMD se informaron recientemente en The Lancet (23 de enero de 2012) y han sifo caracterizados por expertos en el campo de la medicina regenerativa como pionero de las primeras señales de seguridad y eficacia.


 Este ensayo clínico aprobado  para SMD, en el que el Dr. Lois y su equipo participan es un estudio prospectivo, diseñado para determinar la seguridad y la tolerancia de las células del EPR ,que se trasplantan de forma sub-retinal y es similar en el diseño de la prueba aprobada por la FDA en EE.UU., la cual inició en julio de 2011.
 "Es un honor haber sido designado como un sitio para este ensayo clínico pionero", dijo el Dr. Noemí Lois. "No podríamos estar más contentos de ser parte de este ensayo de un prometedor nuevo tratamiento potencial para SMD, utilizando células del EPR extraídas del células madre." Dr. Lois es un miembro del Departamento de Oftalmología de NHS Grampian, y asociados a la Universidad de Aberdeen, Escocia, Reino Unido. El Dr. Lois trabaja en el Hospital Real de Aberdeen, es un oftalmólogo con especial interés en retina médica y la cirugía de la retina.



El 23 de enero de 2012, la compañía anunció que el primer paciente en este ensayo clínico en Europa SMD había sido tratado en el Hospital de Ojos Moorfields, en Londres.

Advanced Cell Technology, Inc., es una compañía biotecnológica que aplica la tecnología celular en el campo de la medicina regenerativa.


 


Ahora solo ( y es bastante ) nos queda que no usen celulas embrionarias, sino celulas madre del adulto ( del mismo paciente). El tiempo me dará la razón. Vamos de hito en hito, pero hay alguna imprudencia; es lógico, es la condición humana.


CELULAS MADRE. ESTEPONA



Son la esperanza de médicos y pacientes, sin ninguna duda. Las células madre, ésas que pueden transformarse en cualquier otro tipo mediante un proceso físico químico en laboratorio, llevan la carga de proveer una posible cura para enfermedades, graves y no tanto, que hoy reciben tratamiento crónico o paliativo. Las investigaciones se multiplican en el mundo para saber si pueden revertir, por ejemplo, Parkinson, Alzheimer, diabetes, lesiones óseas e incluso distintos tipos de cáncer. Pero por ahora son apenas promesas esbozadas. Sin embargo, muchos centros y clínicas, en muchos países, ofrecen tratamientos para esas enfermedades como si fueran “de rutina”. Facturan sin pudor, juegan con la esperanza de personas enfermas y a veces y con suerte, tienen algunos resultados. Están a caballo entre la ciencia y los negocios. Constituyen el fraude de las células madre.



La situación se ha desbocado de tal manera que el “turismo de células madre” es una realidad y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT) se vio obligado a aclarar que, al día de hoy, sólo están homologados los tratamientos relacionados con enfermedades sanguíneas, como leucemia o algunas anemias. La decisión de la cartera obedeció a que diversos medios de comunicación dieron cuenta de una colecta pública para recaudar fondos a efectos de enviar a un niño a China para recibir un “costoso” tratamiento con células madre.

“Hay dos formas aceptadas universalmente de usar las células madre para tratar la leucemia y algunas anemias –señaló Gustavo Sevlever, neuropatólogo y miembro de la Comisión Asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa del MinCyT–. Extraer las células del paciente antes de someterlo a una quimioterapia y volverlas a implantar luego de ese proceso, que se usa hace muchos años, también con pacientes que presentan otros tumores y deben recibir quimioterapia. O usar células madre de cordón umbilical compatibles con el paciente. Son trasplantes de médula ósea.” 

 

Ester Polak de Fried, coincide en que el mal uso de las células madre lleva al desprestigio de tratamientos que están en línea de investigación: “No es lo mismo extraerle sangre a una persona que tiene cáncer después de la quimioterapia para reinyectársela, que no va a ser efectivo, que sacarle sangre antes de la quimioterapia o inyectarle células madre donadas y que pueden provenir de organismo más jóvenes. Pero hay que aclarar que el campo de células madre es maravilloso, son el origen de todas las células del organismo, de todos los tejidos y de todos los órganos; pueden llegar a formar un músculo o células pancreáticas. Es un campo tan basto como basto lo es el organismo”.



 
Para Sevlever, la cuestión es más profunda: “Cómo hace la sociedad para que los avances de la tecnología sean universales. No se puede descubrir una droga en un garage y venderla en farmacias. No es casual que la primera regulación al respecto surgiera en Nüremberg. Hay que seguir cuatro fases de investigación que son establecidas, reguladas y vigiladas por las autoridades sanitarias y los comités de ética de cada país, para no dañar a los pacientes, que por su condición, son muy vulnerables”.

En los foros de Internet abundan testimonios, consultas y comentarios sobre el tema, como el de Gabriela, que en septiembre de 2010 contó su impotencia al saber que el centro alemán donde se había realizado un tratamiento para artritis reumatoidea, había sido clausurado. “…Es verdad que de entrada te dicen que en algunos casos funciona y en otros no, pero me dieron muchas esperanzas. Cuando volví a contactar con XCell Center, al cabo de los seis meses, me dijeron que si no había notado mejoría, ya no la notaría. Nosotros, como mucha gente, hicimos un esfuerzo muy grande para realizar este tratamiento, lo pagué con el dinero de mi despido, pero no es lo mismo saber que no dio resultado en mi caso que saber que cerraron el centro por fraude.”




Contrariamente a lo que cualquiera podría pensar, XCell Center no estaba en China, Singapur o algún otro país de flexible regulación sanitaria. Estaba en Alemania, el corazón de Europa, y ofrecía tratamientos para enfermedades tan complejas como esclerosis lateral amiotrófica o tan comunes como disfunción eréctil. El costo promedio de estas “curas” era de 7.000 euros, pero si se trataba de Parkinson o parálisis cerebral, la cuenta ascendía a más de 25.000 euros. Hasta allí llegaban familias de todas partes del mundo, pero la clausura llegó luego de que muriera un niño rumano al que le habían inyectado células madre en el cerebro.

En Las Palmas de Gran Canaria, un “centro de rehabilitación” ofrecía “un tratamiento traído en exclusiva de Estados Unidos”, para la parálisis cerebral, que combinaba células madre con hormona de crecimiento. El anticipo era de 3.000 euros, una cifra y modalidad que hizo sospechar a un padre ansioso por curar a su hijo y lo llevó a realizar una denuncia. Los “responsables”, un fisioterapeuta y su novia, fueron detenidos y el centro clausurado. Las agencias reguladoras de Holanda, Irlanda, Estados Unidos y también Argentina cerraron temporaria o definitivamente centros similares en distintos momentos.


 
Dado que la mayoría de las terapias celulares todavía no se despojaron de su carácter experimental, estas prácticas podrían encuadrarse en un doble fraude: uno emocional, por la falsa expectativa de curación y otro económico, porque al ser un método de ensayo debería ser gratuito.
“Ésa es una cuestión clave porque la biomedicina necesita, indudablemente, ensayar con seres humanos –reflexionó Sevlever–. Pero hay regulaciones éticas y legales que deben cumplirse.” El especialista los sintetizó en cinco criterios:

- La investigación debe estar detallada en un protocolo, escrito, con especificación de criterios de inclusión o exclusión del paciente, tiempo del ensayo, etc.

- Ese protocolo debe estar autorizado por el Comité de ética del hospital, clínica o centro sanitario donde se realice.

- También debe contar con la autorización, ya que la aplicación de células madre equivale a un trasplante de órganos.

- El paciente debe firmar un consentimiento informado, donde se aclare que es un procedimiento experimental, los riesgos que conlleva, los cuidados a los que debe someterse y quién se hace cargo de los costos en caso de que surjan complicaciones.

- Por último, pero fundamental, el tratamiento debe ser gratuito.

“Los estudios experimentales deben ser financiados por otras fuentes –agregó Sevlever–. No se pueden cobrar ni a los pacientes ni a sus seguros médicos”.

Para Polak de Fried, especialista en Endocrinología y Ginecología, “el panorama que abre estas investigaciones es muy amplio, pero no en el futuro inmediato. La ciencia no puede detener su camino pero tiene que haber un mecanismo de regulación muy ajustado para limitar los abusos. Hay que llegar al equilibrio, lo más difícil, porque la ciencia avanza muy rápido”.




Muchos de los ensayos clínicos que se llevan adelante en el mundo, empiezan a tener algunos resultados positivos, según comentó Sevlever. “Se está avanzando bastante en las áreas de miocardio, accidentes cerebro vasculares, Parkinson, algunas lesiones de retina y algunas metabólicas, donde falta una enzima para procesar una determinada sustancia, y algunas artritis degenerativas de articulaciones, donde las células madre proveerían el cartílago afectado. Son alternativas interesantes”, agregó el neuropatólogo.

–Llama la atención que no mencione diabetes, cuyo tratamiento y hasta cura con células madre es muy promocionado…

–Es verdad, es muy promocionado en Internet, pero hasta ahora hay serios problemas técnicos para fabricar las células pancreáticas. Sería muy bueno que pudiera mejorarse la técnica y hay mucha investigación, pero no tantos ensayos clínicos.


 

Lo cual significa que los pacientes que adhieran a estos tratamientos, deben tener en cuenta los puntos detallados con anterioridad, entre ellos la gratuidad de su participación.

El Centro Stem Cell, es uno de los que promocionan las bondades de las células madre en el tratamiento de la diabetes. La institución integra un ensayo clínico internacional que todavía está en desarrollo, pero su titular, Esteban Estrada, no se priva de anunciar en los medios que el primer paciente “fue trasplantado hace cinco años y hoy está libre de la enfermedad”.

Para que un tratamiento sea incorporado como estándar, debe someterse a ensayos clínicos, cuyos resultados deben publicarse en revistas especializadas, donde son revisados por científicos de igual o mayor capacitación que los líderes del estudio y no deben estar involucrados en el ensayo. Además, esos resultados deben ser iguales o mejores en relación a los que arrojan los tratamientos convencionales; deben tener un nivel de evidencia suficiente que justifique su paso hacia los métodos clínicos. “Es un recorrido penoso, de muchas idas y vueltas, bastante caro, pero es el único camino que tenemos los médicos”, señaló Sevlever.

La extensión de las ofertas de tratamientos con células madre –que incluyen el área cosmética con “una solución al envejecimiento”–, ocasionó que la Sociedad Internacional para la Investigación con Células Madre (ISSCR, por su sigla en inglés), con sede en Deerfield, Illinois (Estados Unidos), también aclarara que los procedimientos no relacionados con leucemia y otras enfermedades de la sangre “son experimentales y no deben promoverse como curas”. 

Un equipo de esa institución, liderado por Timothy Caulfield, de la Universidad de Alberta, investigó 32 sitios web que promocionan curas milagrosas. Los resultados asustan: sólo uno describe su procedimiento como experimental y 26 lo anuncian como “de rutina”. En la mayoría de los casos, correspondían a clínicas en China, India, México y Ucrania, y la información que brindaban se basaba exclusivamente en testimonios de pacientes, escritos o grabados en video, que hablaban de los “resultados milagrosos” que habían obtenido.

La ISSCR, un grupo de trabajo que agrupa a 30 miembros de 13 naciones, comunicó que “condena la administración de células madre o de sus derivados fuera de un ensayo clínico, especialmente cuando los pacientes pagan por esos servicios”. Y señaló que “las autoridades reguladoras de los países donde tales terapias se ofrecen de forma ilegal, tienen la responsabilidad de impedir la explotación de los pacientes vulnerables, de ser necesario obligando a las clínicas fraudulentas a cerrar”.

La institución estableció, hace años, criterios para la caracterización y producción de células madre, el nivel de pruebas de laboratorio antes de pasar a la fase de ensayos clínicos en humanos, y aunque no son vinculantes, mantiene la esperanza de que sirvan como marco para futuras leyes.
“El nivel de demanda de tratamientos con células madre es altísimo en enfermedades graves –admitió Sevlever–, pero la mejor respuesta que podemos dar los médicos es la humildad, estamos trabajando muchísimo, tenemos esperanza, respetamos los códigos éticos, realizamos investigación médica de la manera más sana posible.”

La medicina regenerativa, que intenta usar la capacidad de reparación del propio organismo, con las células madre como bandera, es el nuevo paradigma del sistema sanitario. Es prometedora, sin dudas, y tal como señala Sevlever, “las células madre tienen cierto glamour, parecen validar todo lo mágico, pero eso distorsiona el campo de acción, genera expectativas en cuanto a que van a ser la cura de todas las enfermedades. Pero las personas que se ilusionen con estas cuestiones, no van a tener respuesta inmediata”.

Mientras tanto, a caballo entre la ciencia y los negocios, unos cuantos “gurús” y empresas que se recubren de un halo científico, registran pingües ganancias.

Bancos de células de cordón

En los últimos años, y a partir de las posibilidades de usar las células madre, se abrieron en el país una decena de bancos de células de cordón umbilical, accesible en el momento del parto. Estos bancos ofrecen resguardar las células madre presentes en la sangre del cordón congeladas en nitrógeno líquido (a -196º), como respaldo para que la familia pueda usarlas en la cura de hipotéticas enfermedades.




El proceso –que tiene varias etapas, como recolección, traslado, procesamiento físico químico y congelado– tiene costos que varían entre 1.400 y 1.600 dólares iniciales, y entre 120 y 150 dólares anuales a partir del segundo año (mantenimiento). En la mayoría de los casos, las empresas ofrecen planes especiales de pago, promociones, premian las recomendaciones y hasta cuentan con planes corporativos. También, en la mayoría de los casos, alientan las esperanzas de que a futuro, las familias contratantes podrán usar esas células para curar enfermedades del más diverso rango.

Sin embargo, Sevleter aclaró que “desde la Comisión, desaconsejamos la guarda del cordón propio que, incluso, está prohibida en algunos países, por varias razones. La primera es el componente de incertidumbre, porque por ejemplo, si el niño que nace hoy enferma de Alzheimer a los 80 años, no tiene seguridad de que esas células sirvan, tampoco de que habrá un tratamiento con esas células para esa enfermedad y ni siquiera del futuro de la empresa. Son varios niveles de incertidumbre, a cambio de dinero. Y si ese mismo niño tiene leucemia a los 10 años, quizá tampoco le sirvan, porque la alteración celular que originó la enfermedad es muy probable que esté en las células del cordón. Las posibilidades de un uso real, al día de hoy, son de uno en veinte mil”.

Las células madre son aquellas que pueden hacer copias exactas de sí mismas en forma indefinida y que, además, tienen la capacidad de transformarse en células especializadas para diversos tejidos, como por ejemplo, músculo cardíaco, tejido cerebral y tejido hepático. Para que se concrete esa transformación, deben ser sometidas a un proceso físico químico en laboratorio. En el organismo, el proceso es natural cuando el sistema inmunológico detecta una necesidad.
Existen dos tipos de células madre: las embrionarias, que se extraen de fetos u óvulos fertilizados y se utilizan en investigación; es un método muy resistido por la iglesia católica. Las células madre adultas, el otro tipo, no son tan versátiles como las embrionarias, ya que generan sólo cierto tipo de células, como las adecuadas para sangre, intestinos, piel y músculo. Tanto los adultos como los niños tienen en su organismo este tipo de células.

Por esa escasa versatilidad resultan de menor utilidad en las investigaciones, que en la actualidad se encuentran en las primeras etapas y se desarrollan en una diversidad de áreas, como el tratamiento de enfermedades o lesiones donde un tejido debe ser reemplazado, que ahora se resuelve con trasplantes; otras que hoy no tienen cura, hay tratamientos paliativos o crónicos, como Alzheimer, Parkinson, diabetes, lesiones de la médula espinal y accidente cerebrovascular, entre otras.

 

También pueden ayudar a comprender el funcionamiento genético en las etapas iniciales del desarrollo celular, de donde derivaría una mejor comprensión de las causas por las que algunas células se desarrollan anormalmente produciendo anomalías congénitas o cáncer.

Creo que sobran comentarios; queda todo muy claro.



ESPERANZADOS, SÍ



Celulas madre y microchips

La innovación tecnológica abre nuevas vías de curación para quienes padecen enfermedades de la retina como Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), diabetes y miopía, principales causas de ceguera hoy en España.
Las investigaciones, pioneras en el mundo, se desarrollan en una triple vertiente: la terapia celular, la terapia génica y la bioingeniería.



Estas iniciativas se encuentran actualmente en fase de investigación y están siendo debatidas por los más de ochocientos expertos que acuden al XVI Congreso que la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV) que se ha celebrado en Valencia.
Uno de los ejes fundamentales de investigación es la terapia celular, que utiliza tanto células madre, para sustituir a las ya degeneradas de la retina, como células que son tratadas genéticamente para convertirlas en "fabricas" de medicamentos, de modo que produzcan el tratamiento que precisa el paciente.



 
Con ello se evita unos de los principales problemas de los actuales tratamientos: la frecuencia de administración. La terapia génica consiste en la modificación de las células del propio organismo o de células que no son del paciente, que son tratadas y posteriormente, implantadas en el globo ocular. Para evitar el rechazo de células ajenas al propio organismo se ha desarrollado un envoltorio que actúa como escudo protector. Así, las células son encapsuladas para protegerlas, lo que aumenta las garantías de éxito.


La tercera modalidad, que está siendo clínicamente testada con éxito, es la aplicación de los principios de la bioingeniería que permiten la implantación en el ojo de sistemas de visión artificial, como microchips, que posibilitan recuperar cierto grado de visión. Estos avances son muy esperanzadores y sientan las bases de la Medicina del futuro, pero su aplicación actual es todavía es muy limitada ya que se encuentran en fase de investigación y de ensayos controlados.

 

En opinión de Marta S. Figueroa, presidenta de la SERV, "estas líneas de investigación representan una revolución en el mundo de la retina y un paso de gigante en la lucha contra la pérdida de visión. No obstante, hay que ser prudentes, porque estos tratamientos todavía no pueden aplicarse de manera generalizada. Sin duda, la solución está más cerca que nunca precisa pero aún no ha llegado".



 


CUANDO HAYA DUDAS DIAGNOSTICAS




Se trata del primer equipamiento de estas características -resolución de imagen  muy elevada y alta velocidad de exploración- que se instala en España.
El nuevo PET se destinará principalmente a labores de investigación, mediante su aplicación en numerosos ensayos clínicos sobre enfermedades oncológicas y neurodegenerativas.

Los doctores del Departamento de Medicina Nuclear de la Clínica, José Ángel Richter (director), Mª José García Velloso, Macarena Rodríguez y Javier Arbizu junto al nuevo equipo PET-TAC adquirido recientemente.
“Con este nuevo PET-TAC somos capaces de detectar lesiones que hasta ahora resultaban prácticamente imposibles de identificar con un equipamiento de estas características”, asegura el doctor José Ángel Richter, director del Departamento de Medicina Nuclear de la Clínica Universidad de Navarra. El centro hospitalario ha adquirido recientemente el nuevo equipo multimodal que combina la tecnología PET (del inglés, Tomografía por Emisión de Positrones) y la del TAC (Tomografía Axial Computerizada de radiológica convencional). Para la Clínica, que ya contaba con un PET-TAC de características similares, las prestaciones de este nuevo dispositivo “le permiten mejorar considerablemente las posibilidades de detección de una lesión tumoral”, subraya el doctor Richter.
Se trata del primer equipo de estas características instalado en España, entre cuyas ventajas más relevantes destaca una muy alta resolución y, por tanto, una precisión diagnóstica superior a la de las imágenes obtenidas hasta ahora, así como una mayor rapidez en la realización del procedimiento. Gracias a este desarrollo tecnológico “el nuevo PET puede multiplicar las posibilidades de detectar enfermedad tumoral de pequeño tamaño”, destaca el doctor Richter.
Dadas las características del nuevo equipo, su finalidad prioritaria será la investigación. “Su utilización está pensada fundamentalmente para su empleo en ensayos clínicos, si bien el desarrollo de toda esta labor investigadora podrá tener repercusión en la atención de aquellos pacientes a los que sea necesario realizar estudios PET”, indica.




En concreto, la adquisición del nuevo equipo se ha efectuado gracias a una ayuda de  financiación en forma de un anticipo reembolsable, concedido el pasado año a la Clínica por el Ministerio de Ciencia e Innovación. La ayuda se enmarca dentro de la convocatoria de 2010 correspondiente al “subprograma de acciones de dinamización del entorno investigador y tecnológico del Sistema Nacional de Salud”, cuya finalidad es la adquisición de un PET-CT “para ensayos clínicos e investigación clínica”. La resolución estuvo regulada de forma conjunta por la Secretaría de Estado de Investigación y por el Instituto de Salud Carlos III. El anticipo supone dos terceras partes de la financiación total del equipamiento adquirido por la Clínica.

El objetivo de la tecnología PET se dirige fundamentalmente al diagnóstico por imagen de la enfermedad oncológica y de la patología neurodegenerativa. Su modus operandi se basa en marcar moléculas o sustratos metabólicos con isótopos emisores de positrones que, administrados en forma de radiofármacos al paciente antes de practicar la prueba en el tomógrafo, permitirán observar la enfermedad de sospecha.
Mediante la utilización de diferentes radiofármacos, la tecnología PET consigue obtener el diagnóstico de determinadas patologías de forma muy específica, subraya el doctor Iván Peñuelas, director de la Unidad de Radiofarmacia de Medicina Nuclear en la que se enmarca el Laboratorio GMP (normas de correcta utilización, Good Manufacturing Practice) de Medicina Nuclear de la Clínica. En este sentido, el especialista explica que, “si, por ejemplo, la sospecha fuera un hepatocarcinoma, el fármaco empleado debería ser distinto al utilizado si el diagnóstico que se quiere determinar fuera el de la enfermedad de Parkinson”.
Como complemento fundamental al equipamiento PET-TAC de última generación, la Clínica Universidad de Navarra cuenta desde hace dos años con el mencionado laboratorio GMP que, unido a las instalaciones de radiofarmacia preexistentes, han permitido al centro hospitalario producir hasta 17 radiofármacos diferentes específicos para el diagnóstico e investigación de numerosas patologías. Se trata del único centro hospitalario español que cuenta con una capacidad de producción de estas características.



Un aspecto mejorado respecto al anterior PET-TAC, es que el nuevo tomógrafo añade la posibilidad de efectuar estudios dinámicos, no sólo estáticos. “Se trata de estudios específicos necesarios en el examen de determinadas patologías, como puede ser la enfermedad de Parkinson”, apunta el doctor Richter. Estos estudios consisten en observar el comportamiento de la dinámica de incorporación de los radiofármacos en ciertas enfermedades. “Esta estrategia resulta especialmente útil en investigación. Permite observar de qué manera el radiofármaco administrado al paciente se va incorporando al tumor, al tiempo que permite cuantificar la cantidad de radiofármaco que llega. Conseguimos así observar el comportamiento del fármaco radiactivo desde un punto de vista dinámico”, detalla el especialista.

Las principales ventajas clínicas del nuevo equipo se centran en una mejora de la resolución obtenida y, por tanto, en una mayor calidad de la imagen “lo que permite una detectabilidad de la enfermedad muy superior a la habitual. Este es el motivo por el que con el nuevo PET-TAC somos capaces de detectar lesiones hasta ahora muy difíciles de identificar”, destaca el facultativo.
A modo de ejemplo, el doctor Richter detalla las características del nuevo equipo. “El equipamiento PET-TAC anterior es capaz de detectar lesiones de hasta 8 o 9 mm. Por debajo de este tamaño, su identificación no resultaba fácil. El nuevo equipo PET-TAC permite detectar enfermedad de hasta 4 mm de tamaño”. Dicha ventaja se fundamenta en la mejor resolución espacial que ofrece el dispositivo actual.
La reducción del tiempo de exploración es otro de los beneficios que aporta el nuevo tomógrafo, característica que redunda en una mayor comodidad para el paciente. Según describe el director de Medicina Nuclear, el nuevo PET ofrece una sensibilidad muy superior a la del anterior. “Además -añade-, el campo de exploración que es capaz de abarcar el nuevo PET es más amplio. De ahí que, con el actual equipo, el tiempo del estudio pueda verse reducido hasta casi un tercio”. De este modo, si con el anterior equipamiento un estudio de cuerpo entero -siguiendo el protocolo habitual de los especialistas en Medicina Nuclear de la Clínica- duraba unos 20 minutos, ahora se puede realizar una exploración similar en unos 7 minutos. Si bien la capacidad del nuevo dispositivo permitiría reducir este tiempo de exploración, “nuestra intención, sin embargo, es establecer un equilibrio adecuado entre la calidad del estudio diagnóstico y la duración de la exploración”, advirtió el especialista.
El actual equipo ofrece, así, “mejor calidad en menor tiempo. Esto se traduce en unos mejores resultados diagnósticos que aportan mayor seguridad y fiabilidad en el manejo clínico del paciente y posiblemente en los resultados terapéuticos. Se podría resumir en que el nuevo equipo ofrece al especialista más información y de más calidad”, indica el doctor Richter.